City Tour: Saqsayhuaman, Quenqo, Tambomachay y Puka Pukara

City Tour: Saqsayhuaman, Quenqo, Tambomachay y Puka Pukara

Comenzamos con nuestro primer día en Cusco realizando el City Tour que incluye las visitas a Saqsayhuaman, Quenqo, Tambomachay y Puca Pukara.  Elegimos el tour de la mañana para poder aprovechar la tarde visitando otros museos y alrededores a la Plaza de Armas.  El bus de la agencia nos llevó a nuestra primera parada, la fortaleza de Saqsayhuaman.

 Saqsayhuaman: Ubicada a 2 km de la Plaza de Armas de Cusco, unos 10 minutos en carro aproximadamente y se encuentra a una altura de 3700 msnm.  Su nombre en quechua significa “halcón satisfecho” ya que custodiaba la capital del imperio incaico desde la colina.  Esta fortaleza se construyó entre los siglos XIV y XV por orden del inca Pachacutec y se necesitó la mano de obra de 20,000 hombres; aunque ahora se piensa que en realidad fue un centro ceremonial.

Mientras esperabamos que las personas que nos acompañaban en este tour ingresaran, nosotras nos acostamos en el césped a tomar unos rayitos de sol.

Lo que más nos llama la atención son sus inmensos muros de roca caliza que llegan a medir hasta 5 metros de alto y pueden pesar entre 90 y 120 toneladas. ¿Como hicieron para mover esas rocas gigantescas?

Tuvieron tanta precisión que las rocas encajan perfectamente una con otra; por algo es una de las más grandes obras del Tahuantinsuyo.  Aquí se recrea todos los 24 de Junio la ceremonia al dios Sol, más conocida como el Inti Raymi, donde escenifican el ritual al Inti o Dios Sol.

Caminamos por la mayor parte de la fortaleza y subimos al mirador  donde se puede apreciar toda la ciudad de Cusco.  Subir al mirador nos hizo ver que la altura y falta de oxígeno no estaba a nuestro favor, pero nosotras continuamos subiendo aunque nuestros corazones se aceleraran más de lo normal ya que hasta el momento la altura no nos había jugado una mala pasada.

Luego regresamos a nuestro bus que nos esperaba para ir a la siguiente parada, pero nos retrasamos porque una de las personas que venían en el bus se demoró y el bus tuvo que dejarla










Quenqo

Nuestro guía nos indica que la segunda parada es el lugar arqueológico de Quenqo que se encuentra a unos 3580 msnm y está ubicado sobre lo que ahora se conoce como el cerro Socorro.  Se dice que Quenqo fue un anfiteatro por la forma semicircular de 55 metros de largo.   la parte subterránea el techo, las paredes y la mesa están hechos de una gran roca y se dice pudo haber sido para realizar sacrificios.  En la parte superior se encuentra un observatorio astronómico o Intiwatana, usado para medir el tiempo y establecer las estaciones; muy cerca se encuentra la canaleta zigzagueante.

Cuando ya estábamos por irnos, apareció la persona que el bus tuvo que dejar en Saqsayhuaman por llegar tarde; ahora todos juntos nos dirigimos a Tambomachay.







Tambomachay

Ubicado a unos 8 km de Cusco a una altura de 3765 msnm.  Desde la entrada hasta donde se encuentra la zona arqueológica es una caminata cuesta arriba de 8 minutos que a algunas personas se le dificulta.

Tambomachay es un lugar destinado al culto al Agua También se le conoce como Los Baños del Inca ya era un lugar de descanso para el Inca.  Cuenta con dos acueductos que llevan agua todo el año.  En su construcción se  aprecia claramente la arquitectura incaica y se cree que también fue un lugar donde se realizaban labores de vigilancia.  Nuestro guía nos menciona que esta agua es usada para la cerveza Cusqueña.




Puka Pukara

Este lugar arqueológico se le conoce como la “Fortaleza Roja” por el color de sus piedras; fue una fortaleza militar formada de terrazas, andenes, escalinatas y grandes muros que sirvió como centro administrativo.  Se cree que cuando el inca visitaba Tambomachay, sus soldados se quedaban en Puka Pukara ya que se encuentra a solo 1 km de distancia.

Nuestra última parada fue en un centro textil donde nos enseñaron como diferenciar la lana de alpaca bebe de la falsa; aquí mi hermana compro un chal para mi madre ya que a ella le encantan. Todo iba muy bien con la altura hasta que tomamos un mate de muña; desde ese momento a mi hermana y amiga les comenzó a doler la cabeza y sentir mareos.






De regreso en Cusco decidimos que debían descansar un poco para luego salir a pasear, pero no fue así, cuando despertaron estaban aún peor así que tuvimos que ir a la farmacia y comprar las famosas pastillas para el soroche.  Comimos algo ligero y fuimos a descansar y cargar energías para nuestro segundo día en Cusco.

Síguenos en el siguiente post:  El Valle Sagrado: Piscac, Ollantaytambo y Chinchero

Post Anterior:  Visitando Cusco

6 Comments

Deja tu Comentario