Consejos para visitar la Fontana di Trevi

Nadie debería irse de Roma sin visitar la Fontana de Trevi, la fuente más emblemática de toda la ciudad de Roma, a mi opinión la más bella del mundo. Aquí te dejo algunos consejos que te pueden ayudar en tu visita a la famosa Fontana di Trevi.

1. Siempre mantente alerta e ignora a los vendedores ambulantes que tenlo por seguro se te acercarán. Estos vendedores usualmente llevan consigo rosas y son muy insistentes, nunca aceptes una flor de ellos pues van a querer cobrarte algunos euros y quitártelos de encima será muy difícil. Para hacer que te dejen en paz, solo ten una actitud firme y di “no” con dureza para posteriormente ignorarlos totalmente, también funciona amenazarlos con llamar a la policía.

2. La Fontana de Trevi es totalmente diferente durante el día y durante la noche, en ambos casos es encantadora. La fuente cuenta con una excelente iluminación, misma que crea un ambiente bastante romántico durante la noche.

3. Es increíble la cantidad de gente que puede encontrarse uno en la Fontana de Trevi en cualquier momento del día, sobre todo durante la temporada alta. Puede que te resulte difícil llegar a la base de la fuente para tomar fotografías, si la vas a visitar durante el día procura llegar temprano.

4. Cuida tus pertenencias. Los turistas son, por lo general, presas fáciles para los ladrones y han habido casos en los que los visitantes se quedan sin sus cámaras o billeteras. Lleva solo lo indispensable contigo y mantente alerta ante cualquier situación extraña.

5. Suelen haber trabajos de limpieza y mantenimiento de la Fontana de Trevi los lunes en las mañanas. Quizás debas planear tu visita un lunes en la tarde o cualquier otro día si no quieres encontrarte con una hermosa fuente sin agua. Durante estos trabajos, el personal de mantenimiento recolecta todas las monedas que los turistas arrojan. En total, cada semana se recolectan unos 7,000€ en monedas, mismas que supuestamente son donadas a la Cruz Roja y usadas para apoyo a los más necesitados en Roma.

6. Normalmente, sobre todo en temporada alta, hay personas con disfraces de soldados romanos en la fuente, es posible tomarse una fotografía con ellos o pedirles prestado sus cascos pero espera pagar hasta 20€ por unas fotografías tomadas con tu propia cámara.

7. No te bañes en la Fontana di Trevi. Aunque una de las escenas más míticas del cine, se lleva a cabo en la Fontana de Trevi en la famosa escena de “La Dolce Vita” en la que Anita Ekberg se mete en la fuente e invita a Marcello Mastroianni a que se bañe con ella. Algunas personas han intentado imitarlos dándose un chapuzón en la fuente, ya sea desnudos o vestidos. ¡No se te ocurra hacerlo! Bañarse en la fontana de Trevi está prohibido y dicen que la multa asciende a unos 500 euros. Es mejor refrescarse con un buen helado!

20160615_185451

20160610_191844

20160610_192405

Mas Post de Italia:

 

La Fontana de Trevi, la mas bella del mundo

De todas las fuentes que hemos visto por nuestro paso en la ciudad de Roma, definitivamente la Fontana de Trevi es la fuente más hermosa no solo de Roma, sino del mundo, nadie debería irse de Roma sin haberla visitado y quedar encantados con su belleza.

La Fontana di Trevi se encuentra escondida entre pequeñas calles en pleno centro romano, en el cruce de tres calles (tre vie, de donde deriva su nombre), detrás del Palacio Poli. Una de sus características es el contraste entre la monumentalidad de la fuente y la estrechez de la plaza en que se encuentra, la cual que se vea aún más esplendorosa e impresione por completo a todos los que la visitamos.

20160610_192140

Cuenta con 20 metros de ancho y 26 metros de altura, siento también la fuente más grande de la ciudad. Las gradas que descienden hasta la fuente suelen estar siempre llenas de turistas, que permanecen un buen rato contemplando el espectáculo diseñado por Salvi.

La Fontana di Trevi es un punto de encuentro idóneo para quedar con los amigos, iniciar cualquier visita guiada por la ciudad o simplemente para sentarse y admirar su belleza junto con tantos otros visitantes que rondan la plaza a cualquier hora del día.

20160610_192405

Sus orígenes

En el año 19 a.C. la fuente era el final del acueducto Aqua Virgo. La primera fuente fue construida durante el Renacimiento, bajo las órdenes del papa Nicolás V.  La hermosa fuente que hoy admiramos fue construida en el siglo XVIII por Nicola Salvi. Su construcción se prolongó durante 30 años y acabaron arruinando la salud de Salvi, que murió sin poder ver terminada su hermosa fontana.

Su aspecto final se remonta al año 1762, cuando fue finalizada por Giuseppe Pannini, quien sustituyó las suaves alegorías presentes por esculturas planas de Agripa y Trivia, la diosa romana.

20160610_191123

20160615_192311

La leyenda de la fuente de los deseos

La tradición dice:

  • Todo aquel que arroje una moneda de espaldas y por encima de su hombro izquierdo a la Fontana de Trevi, tiene garantizado su regreso a Roma.
  • Quien arroje dos monedas encontrará el amor de un italiano o italiana
  • Si lanza tres monedas te casaras con la persona que conociste

Existe más de una leyenda sobre el ritual de tirar monedas a la Fontana di Trevi, una dice que son tres monedas las que se deben lanzar para garantizar la buena suerte, otra dice que la primera moneda arrojada significa felicidad, la segunda amor verdadero pero si hay una tercera eso significa que el que la lanzó experimentará un divorcio algún día.

Lo más habitual es lanzar una moneda de espaldas a la fuente y pedir un deseo antes de que la moneda toque el agua.

Cada año el ayuntamiento recoge el dinero de la fuente, por ejemplo, en el 2011 se recogió casi un millón de euros en monedas. Con este dinero se ayudan a varios servicios públicos como restaurantes para gente necesitada.

20160610_191752

20160610_191844

¿Cómo llegar a la Fontana de Trevi?

Se encuentra ubicada en el Centro Histórico de Roma, en la Piazza di Trevi, entre la Piazza Santi Apostoli y la Piazza de Sant Apollinare.

La estación de metro más cercana es la Barberini – Fontana di Trevi de la línea A (color naranja).

Si deseas llegar en autobús, la línea 175 viaja desde la Estación Termini y te dejará muy cerca de la Fontana de Trevi.

Mas Post de Italia:

 

El Castillo de Sant’Angelo

Muy cerca al Vaticano, al final de la Vía Conciliación, que une el Vaticano con el resto de la ciudad de Roma se encuentra una fortaleza situada al margen derecho del rio Tíber, el Castillo Sant’Angelo, conocido como Mausoleo de Adriano.

Fue el emperador Adriano quien lo mandó a construir en el año 135 d.C. para ser su mausoleo personal y el de su familia.  Adriano murió en el 138 d.C., antes de que la construcción fuera terminada y sus cenizas fueron depositadas en la construcción. Fue su sucesor, Antonino Pio quien al finalizar la construcción en el 139 d.C., trasladó allí los restos de Adriano y de su esposa Sabina.

Castillo San't Angelo

El mausoleo mantuvo su función funeraria por un siglo más, pero en tiempos del emperador Aureliano (270-275 d.C.) fue utilizado para labores militares. En el año 403 d.C. fue incluido en el sistema defensivo de Roma integrándose a la Muralla Aureliana por su situación estratégica junto al río Tíber.

El mausoleo tomó el nombre de Castillo de Sant’ Angelo en el año 590. En ese año Roma sufrió una terrible epidemia de peste que devasto la ciudad.  El Papa Gregorio I tuvo una visión del Arcángel San Miguel sobre la cima del castillo anunciando el fin de la epidemia. En la cima del Castillo se colocó la imagen de un ángel en el acto de envainar su espada. Desde entonces los romanos comenzaron a llamar el mausoleo Castel Sant’Angelo.

20160610_132507

20160612_134744

El “Passetto” del Vaticano al Castillo Sant’Angelo

Desde finales del siglo XIII, en el año 1277, el castillo está conectado con la Ciudad del Vaticano por un pasillo subterráneo fortificado, llamado Passetto con unos 800 metros de longitud. El castillo sirvió como refugio del Papa Clemente VII durante el Saqueo de Roma en el año 1527 a manos de Carlos V de Alemania y Carlos I de España, en el siglo XVI.

Passetto-GoogleE

Visitando el Castillo Sant’Angelo

La visita al Castillo Sant’Angelo se puede dividir en cuatro diferentes recorridos que cubren las diferentes épocas históricas del Castillo.  El Castillo está dividido en 5 niveles a las que se accede a través de una rampa en espiral:

  1. El Mausoleo de Adriano: en el primer nivel es el lugar donde se encontraban las tumbas, la cámara de las cenizas, “Sala delle Urne”, el corazón del antiguo sepulcro. En el nivel 2 se encontraban las celdas en las que permanecieron encerrados algunos personajes históricos y los depósitos para cereales y aceite. En medio del interior del mausoleo se hallaba la cámara funeraria, donde se podía leer un poema presuntamente compuesto por el mismo Adriano
  1. La Fortaleza Militar: la segunda fase del Castillo fue su época de fortaleza militar, Actualmente se pueden visitar los paseos de ronda, los cuatro bastiones dedicados a los evangelistas, los respiraderos, las prisiones históricas, entre otros.

 

  1. Los Apartamentos Papales: Una serie de salas finamente decoradas que se pueden visitar actualmente, entre ellas la Sala de Apollo, la sala Paolina, la Sala dell’Adrianeo, la Sala dei Festoni, la Biblioteca, la Sala del Perseo, además de patios, logias y terrazas con espléndidas vistas sobre toda Roma y la Ciudad del Vaticano, donde se encuentran el Arcángel y la “Campana della Misericordia”.
  1. El Museo Nacional: desde el 1925 en diferentes salas internas del Castillo se pueden apreciar cerámicas, pinturas, esculturas y armas de las diferentes épocas del Castillo.

Castillo Sant'Angelo 02

Castillo Sant'Angelo 03

Castillo Sant'Angelo 04

Castillo Sant'Angelo 05

 

Horarios y precios

El Castillo Sant’Angelo está abierto todos los días de 9:00 am  7:00 pm. La boletería cierra a las 6:30 pm.

Entrada: 10.50€
Entrada reducida: 7€ (Ciudadanos Europeos de 18 a 25 años)
Gratis: Ciudadanos Europeos menores de 18 años, estudiantes de Arquitectura, Historia del Arte, etc.
Entrada gratuita el primer domingo de mes.

Como llegar al Castillo Sant’Angelo

Lungotevere Castello, 50

Se puede llegar desde la Basílica de San Pedro caminando por “via della Conciliazione”, son unos 600 metros de distancia. No olviden tomarse la foto típica con la Basílica en el fondo y pasar por el Puente Sant’Angelo, justo frente del Castillo.

En Metro – Línea A: parada Lepanto o Ottaviano-San Pietro (la misma que se usa para ir al Vaticano)

En Autobús:
Líneas 40, 62, 23, 271, 982, 280 -Parada Piazza Pia.
Línea 34 -Parada vía di Porta Castello.
Líneas 49, 87, 926, 990 – Parada Piazza Cavour-via Crescenzio.
Líneas 64, 46 – Parada Santo Spirito.

Mas Post de Italia: